En los últimos meses del 2020, una noticia relacionada a la pandemia del nuevo coronavirus logró escalar rápidamente: la aparición de una variante proveniente del Reino Unido que, según informó el gobierno británico, era más transmisible. En los siguientes días, algunos países anunciaron que habían descubierto en sus territorios casos de esta nueva variante del SARS CoV-2. En el Perú, este viernes 8 de enero se confirmaron los primeros casos, gracias a la vigilancia epidemiológica que se realiza.

Pero, ¿qué es esta nueva variante y cuáles son sus características? El doctor Manuel Loayza, médico epidemiólogo y docente de posgrado de la Universidad Norbert Wiener, menciona que desde setiembre en que apareció la nueva variante del SARS CoV-2 en Reino Unido, “esta ha causado un aumento sin precedentes en el número de casos es ese país y se ha convertido en variante predominante, estimando que a fines de diciembre el 70% de los nuevos casos en Londres correspondían a la nueva variante”.

“Se ha observado en esta variante tres puntos importantes: la nueva variante está reemplazando de manera rápida a otras versiones del virus, tiene mutaciones que afectan a una parte del virus que probablemente sea importante y algunas de estas mutaciones ya demostraron en el laboratorio que aumentan su capacidad de infectar células”, sostiene.

Añade que los tres factores combinados, “hace que hablemos de un virus que se puede propagar más fácilmente y que posiblemente ya esté circulando en diversos países”.

Esto debido a mutaciones en la proteína de pico que es la llave que usa el virus para abrir la puerta a las células de nuestro cuerpo y a apoderarse de ellas. Cualquier cambio que facilite la entrada del virus probablemente le dará una ventaja. Al tener mayor capacidad de transmisión, hace que más personas puedan enfermar e incrementar los casos moderados y graves ocasionados por el SARS CoV-2”, añade.

Por su parte, el doctor José Luis Cabrera, neumólogo de Clínica Internacional y especialista a cargo de los casos COVID-19 en la institución, menciona que es importante resaltar que las mutaciones son totalmente usuales en cualquier virus, es decir, no es algo propio del nuevo coronavirus.

“De hecho, este explica que el virus de la influenza y su vacuna se tengan que renovarse cada año para que sea vigente y brinde protección”, menciona.

Agrega que esta nueva variante fue detectada en el sudeste de Inglaterra a raíz de una investigación epidemiológica que analizaba un brote muy agudo que salía de lo usual.

“A través de ello se pudo determinar que había unas mutaciones específicas que se relacionaron con una por transmisibilidad. Es decir, hay un mayor riesgo de la enfermedad y sin embargo hay todavía dudas sobre la gravedad, de si responde o no a la vacunación que ya se comenzó en el Reino Unido. La evidencia preliminar indica que ni la gravedad ni la respuesta o protección que puedan ofrecer las vacunas se ve comprometerían con esta variante. Esta no produciría entonces un cuadro más grave y las vacunas convencionales, las que están saliendo al mercado, no tendrían problema en proteger contra esta nueva variante”, comenta.

Cabrera agrega que si bien todo se encuentra en investigación preliminar es importante resaltar que la Organización Mundial de la Salud está insistiendo en relación a la efectividad de las pruebas diagnósticas PCR.

“Ya hay recomendaciones para que los fabricantes verifiquen si es que esta nueva variante del coronavirus podría interferir de una manera en la eficacia de las pruebas diagnósticas, lo cual todavía no está definido”, sostiene.

¿Esta variante es más contagiosa?

Hasta el momento, no hay estudios concluyentes que afirmen que esta nueva variante sea más contagiosa. Según el primer ministro británico, Boris Johnson, se vio un aumento del 70% de los casos positivos con esta variante.

Por ahora continúan los estudios relacionados al vínculo entre las mutaciones en la espiga y un mayor contagio. Cabrera afirma que si bien se piensa que “hay mayor transmisibilidad de esta variante y se piensa que hay un mayor aumento de la transmisibilidad entre un 40% y 70%, esto no significa que las medidas preventivas de la comunidad tengan que modificarse”.

“Deberían seguir siendo las mismas: distanciamiento, uso de mascarillas, lavado de manos, etc., estas van a ser suficientes ante la eventualidad de que esta nueva variante llegue al país. Hay medidas que sí las autoridades deben estar tomando, de hecho, ya la están haciendo, y es la de la vigilancia epidemiológica y virológica, limitar los viajes a estos países de alta transmisibilidad y donde está presente la nueva variante”, explica.

TODO ESTO LO VI EN LA RED

No hay comentarios que mostrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *